PROYECTO

UN SIGNO DISTINTIVO

 

Seguros de que nuestra región es un ámbito bendecido con una enorme pluralidad de culturas, ideas, razas e idiosincrasias, trabajamos para aportar a nuestras sociedades un modo de vincularnos desde una mayor fraternidad.

En este espíritu, y con el objetivo de fortalecer la convivencia y proteger el pluralismo de nuestra región, las cuatro organizaciones latinoamericanas que representan a las tradiciones monoteístas más importantes del subcontinente firmamos una declaración enunciando que América Latina y el Caribe es ZONA DE CONVIVENCIA INTERRELIGIOSA.

En virtud del recuerdo de la ancestral convivencia entre musulmanes, cristianos y judíos que caracterizaba a la Córdoba de la Andalucía medieval, y a los casi 20 años de la incansable tarea interreligiosa del COMIPAZ (Comité Interreligioso por la Paz) en la Córdoba de nuestros días, la elección de esta ciudad mediterránea, cuna de grandes procesos de cambio con incidencia internacional, no es casualidad.

Del mismo modo, esta declaración será el punto de partida para la creación y profundización de programas y proyectos que promuevan esta convivencia interreligiosa latinoamericana y caribeña, que es en sí mismo una bendición y un signo distintivo de nuestra región.

REPERCUSIONES EN LA PRENSA

Haga clic en las imágenes para acceder a los respectivos artículos de prensa

Diario Uno

Télam

RT

Cadena 3

AICA

Jujuy Online

La Voz

Radio María

Arzobispado de Córdoba

© 2018.  Todos los derechos reservados.

Jujuy Online